Envíos gratis a partir de 24€

¿Trabajas desde casa? Descubre los mejores tips para organizar tu espacio de trabajo

Como ya sabéis en estos últimos años el trabajo remoto desde casa ha aumentado y por ello una “home office” adaptada cobra más peso en los hogares españoles. En el siguiente artículo os vamos a dar algunos consejos para que puedas crear tu espacio de trabajo ergonómico.

1. Escoger un material adecuado

Cuando hablamos de material, nos referimos a que el mobiliario tiene que proporcionar una comodidad y funcionalidad a la hora de trabajar, los principales muebles a tener en cuenta son:

-Silla de trabajo:

Debéis escoger una silla ergonómica la cual os permita regular su altura, que disponga de reposabrazos y de un respaldo lo suficiente cómodo para evitar posibles lesiones o cargas musculares. En caso de que no dispongáis una silla con estas características recomendamos el uso de un reposapiés, ya que esto os ayudara a tener una correcta posición y evitar la fatiga.

-Mesa de trabajo:

Por otro lado, debéis seleccionar la mesa de trabajo, la cual tenéis que disponer de suficiente espacio y bien organizado. Para ello os aconsejamos disponer de soportes de monitor o elevadores de pantalla ajustándola de forma adecuada. Para ahorrar espacio también disponéis de soportes de torre, los cuales permiten una correcta ventilación de la CPU y facilitan la limpieza de la misma.

2. Utilizar una luz adecuada para trabajar

 El INSHT (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo) aconseja la luz natural, visto que ofrece diversos aspectos positivos como por ejemplo el ahorro energético frente a la luz artificial.

Esta opción, en muchas ocasiones es muy difícil de contemplar en los hogares ya que no en todas las estancias de la casa os pueden ofrecer luz natural e iluminar suficientemente el espacio de trabajo.

Por ello recomendamos la iluminación LED de bajo consumo junto a pantallas adecuada para evitar deslumbramientos o que la luz directa que dañe los ojos.

3. Elige la temperatura adecuada para trabajar

La temperatura es un factor que influye bastante a la hora de trabajar ya que el INSHT recomienda que en los trabajos sedentarios como el de oficina se debe tener una temperatura de entre 17 y 27 grados.

Por esta razón si debéis adaptar el espacio de trabajo os sugerimos el uso de un radiador convector digital inteligente de bajo consumo con el cual dispondréis la opción de programarlo de manera diaria o semanal, creando rutinas que permitan ahorrar en las franjas horarias con mejor precio.

Si hace calor, una buena alternativa a utilizar aire acondicionado es un ventilador con vaporizador de agua que permite generar una sensación refrescante en toda el área de trabajo. 

¿Por qué elegir los soportes de TV pie de Holmios?